lunes, 7 de julio de 2014

DIY: COJÍN PERSONALIZADO CON NOMBRE

Ya os enseñé el cojín en forma de nube que es tan fácil de hacer. Pues como me sobraba todavía un retalito he hecho un cojín en forma de estrella, pero esta vez es más pequeño y lleva una cuerda para poderlo colgar de la cuna, del pomo de la puerta.... Yo de momento la tengo colgada de la escalera de bambú que me tiene enamorada.

Lo primero es sacar por la impresora una estrella que nos guste, yo os dejo la que utilicé aquí, simplemente la imprimí a tamaño A4.
La puse encima de la tela, que esta vez no va por la parte interior sino por la exterior, ya que las costuras las dejé vistas, luego lo vemos, pero si os gusta más rematadito lo podéis hacer al revés como en el cojín nube. 
Se corta tal cual, sin márgenes ni nada.
Ahora hacemos un croquis del nombre que queremos poner, lo más fácil es elegir la tipografía y sacarla por la impresora o bien hacerlo a mano como yo.
Lo pasamos a la tela.
Y por encima vamos pegando cuerda de rafia, ésta es de Leroy Merlin y es la misma que utilicé para atar los peldaños de la escalera de bambú y así hacer que todo combinara mejor.
Una vez terminado el nombre cortamos un trocito para hacer el colgante.
Lo fijamos con alfileres para pasar la máquina por encima.
La costura la haremos a 1 centímetro del borde.
Para que los esquinazos queden perfectos tenemos que coser hasta que lleguemos a 1 cm del borde y con la aguja dentro, subimos el prensatelas de la máquina y giramos la tela para seguir cosiendo en el siguiente lado. 
Como aquí: 1 llegamos al esquinazo.
2. Levantamos el prensatelas con al aguja dentro.
3. Giramos la tela para coser ese lado.
4. Bajamos el prensatelas y ... a continuar cosiendo.
Dejamos una pequeña abertura para meter el  relleno de cojines que es de Leroy Merlin y luego lo cerramos cosiendo a mano.

Me encantan el toque de las costuras vistas, porque me parece que le "pega todo" al toque rústico de la rafia...


sábado, 28 de junio de 2014

DIY: ESCALERA DE BAMBÚ

DIY ESCALERA BAMBUComo ya os enseñé en el post anterior hice una escalera de Bambú para poner los trajecitos del bebé y utilizarlo de perchero. Compré dos cañas súper altas, de más de 2 metros y una un poco más baja ya que es la que cortamos para los peldaños. Son de Leroy Merlin y los puedes encontrar en la sección de decoración de jardinería. 
DIY ESCALERA BAMBU
Dividimos el bambú más corto en 5 trozos. Nosotros lo cortamos con una sierra eléctrica pero se pueden cortar perfectamente con una sierra manual.
DIY ESCALERA BAMBU


DIY ESCALERA BAMBU

DIY ESCALERA BAMBU

DIY ESCALERA BAMBU
Medimos en dónde irán colocados los 5 peldaños.
DIY ESCALERA BAMBU


Marcamos con lápiz esas medidas para que queden rectos cuando los coloquemos. DIY ESCALERA BAMBUAhí les pondremos un punto de silicona para fijarlos. Ésta es la misma que utilizamos para pegar el rodapié, tenemos que aprovechar todo ;) DIY ESCALERA BAMBU

DIY ESCALERA BAMBU

Cuando esté seco, se ata con cuerda de rafia, le damos tres vueltas para un lado y tres para el otro y hacemos un nudo en la parte de atrás. Esto además de darle más seguridad a la fijación de los peldaños, es lo que le da un puntito especial a la escalera, haciéndola más rústica.
DIY ESCALERA BAMBU

DIY ESCALERA BAMBU

DIY ESCALERA BAMBU


Como veis no puede ser más sencillo, además todos los materiales son de Leroy Merlin. Y la cuerda de rafia también es la misma que he utilizado para poner el nombre de Enzo en el cojín de estrella, así combina todo mejor.

martes, 17 de junio de 2014

RETO LEROY: HABITACIÓN PARA MI BEBÉ INSPIRADA EN EL 2005

Por fin os puedo enseñar cómo he resuelto el reto de LeroyMerlin para celebrar su 25 Aniversario. Ya os conté que me había tocado el 2005 y los que me aconsejasteis sobre la decoración en ese año coincidisteis en varias cosas...
Resumiendo lo que recordábamos de ese año era la tendencia de los muebles wengué y los sofás blancos. Me comentasteis que se empezaron a ver los colores claros en los muebles. También tenía mucha importancia la madera y los elementos naturales, y coincidimos en que para una habitación de un bebé los tonos cálidos como el beige siempre son acertados.
Pero...¡horror! había una cosa que me daba pánico! sí sí ... esa moda horrible de letras japonesas y cosas chinescas... Ay madre! pobre Enzo! casi me veo poniendo el calendario del restaurante chino de mi barrio detrás de la cuna, menos mal que se me ocurrió una idea para llevarme todas esas tendencias a mi terreno y así conseguir hacer algo que me gustara basándome en esto... a ver qué os parece cómo he conseguido resolver el reto!

Lo que más me gustaba era la idea de elementos naturales y tonos cálidos, eso lo he conseguido cambiando el frío suelo de cerámica gris por un suelo laminado blanco con el rodapié haciendo juego. No hemos utilizado clavos para poner el rodapié sino adhesivo de montaje.


He aprovechado para quitar el gotelé que me espanta de la habitación y la he dejado lisa. Lo más fuerte de esto es que con un trapo mojado se quitaba perfectamente, no me hizo falta ni lijar ni nada de nada...Vale, vale confieso que el trabajo sucio lo ha hecho mi chico... gracias kuki¡¡¡¡


He dividido la habitación en dos zonas, la primera donde tienen protagonismo los elementos naturales, el toque asiático y el color marrón. La tendencia wengué la he introducido con elementos marrones como las alfombras y la mini cuna de mimbre. He aprovechado una jardinera de madera para colocar encima una maleta antigua de piel marrón en donde guardo las cremitas del bebé.

Y para darle el toque asiático... ¿qué mejor que utilizar bambú?  Tan sólo con 3 cañas de bambú he fabricado una escalera además con acabado muy rústico ya que he sujetado los peldaños con cuerda de rafia... Tanto las cañas como la cuerda don también de Leroy.

Para decorarla he hecho un par de cojines con un retal que tenía por casa y le he puesto el nombre de Enzo con la misma cuerda de rafia de la escalera.
La segunda zona es totalmente blanca, salvo el detalle de la alfombra marrón. Lo que he hecho para esta zona es reciclar un mueble que tenía en bruto, de un montaje de escaparate que hicimos en mi trabajo. Lo he pintado de blanco y lo he puesto al lado de la cuna para poder tener a mano las cosas de Enzo. Este bote me lo recomendaron porque no era necesario dar una capa de imprimación, sólo lijé un poco y pinté directamente. 



Bueno espero que os guste, Ares ya está guardando la cunita para cuando llegue el mini trasto...


Esta semana os pondré el paso a paso de la escalera y del cojín que me parecen detalles preciosos y súper económicos, estoy muy contenta con el resultado.
De momento está casi terminada, me faltan detalles como las cortinas y la lámpara, pero lo más importante de momento lo tengo... Prueba superada? Qué decís? 

martes, 10 de junio de 2014

DIY: PERSONALIZA TU SOMBRERO

No sé vosotras pero a mí me chiflan los sombreros y cada vez que cae uno en mis manos lo personalizo. Éste era blanco sin más, así que pedía a gritos un tuneo...Ahora no hay dos iguales!

Seguro que tenéis por ahí algún sombrero al que hacerle un diyeo en condiciones, sólo hace falta un trozo de puntilla que os guste. Ésta la reciclé de un volante de un vestido, pero si no tenéis podéis encontrarlas en cualquier mercería.

Dependiendo de la forma del sombrero y de la puntilla lo vamos colocando a nuestro gusto y lo fijamos con alfileres.

Una vez colocado como queramos lo cosemos a mano con hilo del mismo color.

En mi caso me hacía gracia que no se cortara a ras de la copa como es lo habitual y lo coloqué un poco más bajo para decorar el ala también.
Para la parte de atrás lo fui dejando en plano y más de lo mismo.... fijamos con alfileres y cosemos a mano.
Una vez cosido, se corta a ras del borde. Lo bueno de la puntilla es que no se deshilacha, así que el tijeretazo quedará perfecto.
Para darle un toque de color, le he dado tres vueltas con cuerda de rafia. Ésta es de Leroy Merlin y ya os enseñaré en unos días para qué otra cosa la he utilizado... me ha valido tanto para decorar la habitación de Enzo como para decorar un sombrero ;)

Se cose en vertical por varios puntos del sombrero pillando las tres vueltas de la cuerda y evitar así que se mueva. Y voilá! ya tenemos un sombrero con un toque especial!
Yo ahora con el embarazo os puedo asegurar que disfruto mucho más de los complementos... Por lo menos éstos no me cambian de talla ;)
DIY PERSONALIZA TU SOMBRERO